RYAN NOS ENSEÑA A PEDIR… Y A DAR